En varones, una fractura distal del radio, es un indicativo de pérdida ósea, que años más tarde puede reflejarse en una fractura de cadera.