1 comentario

    • Daniel Mendoza Guerrero en marzo 1, 2018 a las 3:40 am
    • Responder

    Paciente por atropellamiento el día 4 de noviembre del 2016, fractura expuesta de tibia y peroné del pie izquierdo, se me colocó una placa ya que el hueso se pulverizo, se me opero el día 5 noviembre del año citado. Mi caso fue atenido en el hospital San Ángel Inn, por parte del Doctor Carlos Espitia, con dos mese de recuperación empece a caminar con ayuda de muletas, con tres meses de evolución comencé terapias para recuperar la sensibilidad, con seis meses de evolución, tuve terapias para poder apoyar el pie, con ocho meses de evolución se empezó a recobrar la marcha del pie, aun con ayuda de muletas, para los nueve meses se retiraron las muletas y con ayuda de un bastón termine treinta terapias. Posterior para recobrar la fuerza en la pierna afectada acudí a terapias de natación para obtener mayor fuerza, y mejorar la marcha en la pierna. A casi poco mas de un año del accidente puedo volver a caminar, estoy muy agradecido por la atención y porque gracias al tratamiento puedo regresar a mi vida normal. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.