La reducción de velocidad es esencial para proteger a peatones y ciclistas.